La instalación eléctrica en el hogar

Cómo es la instalación eléctrica en el hogar

Nuestro hogar es un recinto sagrado y es por ello que es sumamente importante contar con la correcta instalación eléctrica en el hogar, de manera tal que se eviten contratiempos y futuros riesgos como incendios o corto circuitos, por ejemplo.

Primero, para conocer detalles, se debe conocer que existe una electricidad interna y otra externa del hogar, por lo cual a continuación detallaremos las diferencias existentes entre cada una:

Instalación eléctrica fuera de la vivienda

En el exterior de nuestro edificio podemos encontrar a simple vista la acometida, el punto desde donde se conecta con el distribuidor de energía que se haya contratado (normalmente esta caja pertenece a la compañía eléctrica), este punto está conectado a una caja llamada caja general de protección, la cual está compuesta por 3 fusibles que protegen de sobrecargas al sistema.

Cada edificio contara con una centralización de contadores, desde allí de deriva la entrega individual para cada hogar. La cantidad de divisiones dependerá del número de hogares que exista en el edificio.

Instalación interna del hogar

Al departamento deben llegar tres derivaciones: una toma de tierra (verde o amarillo), otro neutro (azul) y una fase (negro o marrón). Dentro de la vivienda los circuitos básicos para la electricidad será una potencia de  5,75Kw, para iluminación, cocinas, hornos, frigoríficos, lavadoras, lavavajillas, entre otros.

El cuadro eléctrico

Para la instalación de la caja lo primero que debe tomarse en consideración es la instalación del ICP, que no viene instalado por nosotros, este aparato controla el consumo eléctrico y su manipulación puede tener como consecuencia una multa.

La casa normalmente puede tener dos grados de potencia: elevadas (potencia contratada de 9.200 w), o básicas (con potencia de 5.750 w). También existe otro interruptor conocido como el IGA, un dispositivo que puede cortar la corriente de la variedad completa de circuitos), este dispositivo protege de sobrecargas el recinto o vivienda.

Además de todos estos dispositivos, también deberá existir un diferencial, nombre que se le da a un elemento que desconecta toda la electricidad de manera inmediata para evitar contactos directos en casos de peligro o emergencias.

Los enchufes

Para los enchufes se deben tener en consideración las corrientes de  1,5mm2 (para tomas ordinarias), de 2,5mm2 (para calderas), y lavadoras), de 6mm2 (para aires acondicionados).

Los baños

Los baños son una de las zonas de la vivienda donde más cuidado se debe tener con la instalación eléctrica dada la humedad y cercanía con el agua del mismo, razón por la cual, se debe tomar en consideración estos consejos

  1. Evitar el uso de alargadores, Estos elementos representan un peligro real para esta zona del hogar ya que un mal contacto puede producir un corto circuito.
  2. Los interruptores siempre deben limpiarse con un paño seco antes de usarse.
  3. Tener cuidado con las zonas húmedas y con contacto cercano a la electricidad cuando se pise con los pies descalzos.
  4. Todas las conexiones y enchufes deberán estar colocadas por lo menos a un metro de distancia de lavabo y ducha para evitar posibles contactos o cortos.

Más información

La instalación eléctrica en el hogar
Déjanos tu voto

Escriba y presione ENTER para buscar