Qué debes saber sobre el alumbrado de emergencia

La importancia del alumbrado de emergencia

Para todos aquellos que estén montando su propia empresa deben tener en cuenta que el alumbrado de emergencia es uno de los asuntos que nunca deben pasar por alto antes de que su negocio comience a funcionar.

Aunque para muchas personas estos pequeños elementos pasen desapercibidos en su día a día, nos acompañan siempre allá donde vayamos: en las oficinas, en el banco, en el colegio, en las tiendas, en centros deportivos… Todos y cada uno de los edificios que estén abiertos al público tienen este requisito como fundamental.

Estos dispositivos de iluminación son de uso obligatorio, de acuerdo con el Código Técnico de la Edificación, por ejemplo, en recintos con capacidad para más de 200 personas, en aparcamientos cerrados o cubiertos o en los aseos generales de cada planta.

Esta iluminación es proporcionada cuando se produce algún tipo de error en el alumbrado normal y puede ser de dos tipos: de evacuación de emergencia e iluminación en espera.

Además, el tiempo de iluminación de cada una de éstas, varía en función del tamaño que tengan las instalaciones. Es decir, cuanto más grande sea un espacio, necesitará mayor tiempo de iluminación. No obstante, para tener una referencia clara, la duración mínima de un sistema de escape es de una hora aproximadamente.

Y aunque sólo los vemos cuando se activan, este sistema de alumbrado siempre viene acompañado por un cartel informativo de seguridad que indica la ruta para llevar a cabo la evacuación, para identificar los espacios reservados para los extintores de incendios u otro tipo de información relevante ante casos especiales.

Para proceder a la instalación de estos sistemas de alumbrado de carácter obligatorio para todas las empresas, la mejor opción es la de contar con una compañía que disponga de un grupo de electricistas experimentados en esta área.

¿Cómo trabajan los electricistas instaladores?

Tan sólo hay que llamarles por teléfono o visitar sus instalaciones para detallarles las características concretas del establecimiento en el que se quieren instalar. Después, uno de los técnicos se desplazará hasta el lugar en cuestión para tomar medidas y para determinar cuáles son los lugares idóneos para la instalación de estos aparatos de alumbrado.

Generalmente, estas luces de emergencia se suelen situar en espacios en los que la iluminación natural todavía es más reducida. Si nos paseamos por cualquier tipo de edificio empresarial, coincidiremos en que las escaleras, los descansillos o las salidas de emergencia son esas zonas preferentes para colocarlas.

Desde un punto de vista más técnico es útil saber que para que estos elementos proporcionen la cantidad y calidad de luz adecuada, deben situarse al menos 2 metros por encima del nivel del suelo. Además, es obligatorio que cada puerta de salida disponga de una lámpara en la parte superior así como en los cambios de nivel y de dirección en las intersecciones de los pasillos.

¿Qué tipo de mantenimiento necesitan estas luces especiales?

Los cuidados que necesitan estas luces para que perduren en el tiempo son prácticamente los mismos que los que requiere cualquier otro tipo de alumbrado aunque con el matiz de que es mejor que sea un profesional quien se encargue de su manipulado. Principalmente, se suele necesitar la ayuda de un electricista para la comprobación del estado de las baterías y el reemplazo de las lámparas y de los tubos fluorescentes.

Más información

Qué debes saber sobre el alumbrado de emergencia
Déjanos tu voto

Escriba y presione ENTER para buscar